Sun. Jun 16th, 2024

En contra a lo dispuesto por la Justicia, César Sena y Emerenciano Sena, se vieron nuevamente las caras este viernes por la tarde. La reunión entre dos de los siete detenidos por la desaparición y muerte de Cecilia Strzyzowski, tuvo como escenario al Complejo Penitenciario N°1 de Chaco.

Según informó Diario Chaco, el encuentro entre padre e hijo ocurrió pese a que el Equipo Fiscal Especial no les había dado autorización. En ese sentido, trascendió que “se pedirán las explicaciones correspondientes para ver luego cómo se procede, si habrá sanciones y demás”. En ese aspecto, las fuentes indicaron que “la directiva de no revincularse está firme y ellos están al tanto”.

El 22 de diciembre del 2023 la Cámara de Apelaciones Criminal y Correccional había anulado la resolución que, 15 días antes, había dictado la jueza de Garantías María De las Mercedes Pereyra y que permitía a Cesar y Emerenciano reunirse también con Marcela Acuña, esposa y madre respectivamente -también detenida. Sin embargo, gracias a un recurso de hábeas corpus presentado por la mujer, la familia pudo reunirse a fin de año.

El caso

Cecilia fue vista por última vez la noche del 2 junio, cuando las cámaras registraron su última imagen con vida. Como publicó LA NACION, La joven de 28 años salió del barrio 500 Viviendas, en Barranqueras, donde vivía su tía abuela, para encontrarse con su pareja César Sena, de 19 años, quien la pasó a buscar en su camioneta. Cerca de las 9.30 del viernes, la víctima ingresó a la casa de sus suegros, líderes piqueteros afines al gobernador Jorge Capitanich, y nunca más se la volvió a ver con vida

La causa por el crimen de Cecilia tiene como imputados a su pareja y a sus suegros, Emerenciano Sena y Marcela Acuña, sobre quienes la justicia chaqueña dictó la prisión preventiva. A César lo acusan de homicidio premeditado triplemente calificado: por el vínculo, por femicidio y por el concurso de dos o más personas. Sus padres están acusados de homicidio premeditado con el concurso de dos o más personas.

Además de a los tres integrantes de la familia, la prisión preventiva por encubrimiento agravado recayó sobre Gustavo Obregón, uno de los colaboradores imputados por el encubrimiento, a su esposa, Fabiana González, íntima colaboradora de Acuña; Gustavo Melgarejo, puestero del campo de los Sena, y a su esposa, Griselda Reinoso.

Pasaron más de diez meses del crimen de la joven y si bien en la Justicia provincial preveían girar en febrero el expediente para que se realice un juicio por jurados, la fecha se extendió. El mes pasado se envió a peritar en Córdoba un remanente de restos óseos, en busca de posible ADN de la víctima. Con esos últimos resultados, previstos para mediados de abril, el Equipo Fiscal Especial (EFE), a cargo de la investigación, enviaría la causa a juicio, a lo que se opondrá la defensa de los Sena, líderes piqueteros aliados del exgobernador Jorge Capitanich.

By magazineturisticodigital.com.ar

TURISMO DE ARGENTINA Y EL MUNDO