Mon. Jul 22nd, 2024
Capital mexicano mete 100 millones para abrir el siguiente hotel de lujo en el centro de Madrid

El centro de Madrid puede atraer una nueva operación hotelera de relumbrón. Unos inversores, encabezados por el capital mexicano de Besant, acaban de cerrar un preacuerdo para hacerse con el edificio de oficinas perteneciente a la aseguradora Zurich, con el fin de reconvertirlo en hotel de lujo. La marca que más ha sonado entre los expertos inmobiliarios y hoteleros para gestionar esa nueva insignia del ultralujo es Bulgari, del grupo francés LVMH, aunque desde el conglomerado galo niegan que su destino final sea este inmueble. Las cifras que se pagan por una noche en una marca hotelera como esa pueden dispararse hasta los 35.000 euros en un ático en París.

Besant Capital y sus socios Blasson y Latam Capital Advisor han llegado a un acuerdo con Zurich para adquirir el edificio ubicado en el número 44 de la calle de Alcalá, que ocupa una manzana completa junto al Círculo de Bellas Artes. El importe pagado se acerca a los 100 millones de euros, según fuentes conocedoras de la operación. El inmueble tiene una superficie construida de alrededor de 12.000 metros cuadrados, distribuidos en siete plantas y dispone de otras cuatros plantas subterráneas de aparcamiento.

Como puntos a favor del inmueble se destaca también la emblemática ubicación, entre el Banco de España y el Círculo de Bellas Artes, sus icónicas vistas al inicio de la Gran Vía y a la calle de Alcalá, además de un gran jardín trasero.

Desde que Zurich sondeó al mercado la opción de la venta del activo, se preveía que el potencial comprador lo transformara en algunos de dos posibles usos: la conversión a residencial de lujo o el hotelero. Pero el hotelero es en el que la aseguradora suiza ha encontrado mayor rentabilidad.

Ahora quedan los flecos por cerrar la operación la marca hotelera que entre en el negocio. De esta forma, Besant y sus socios serían los dueños del inmueble y una hotelera el operador del negocio

Tras Besant Capital se encuentra el directivo mexicano Jerónimo Bremer, que con su anterior firma RHL adquirió el Villa Magna por alrededor de 210 millones.

Capital mexicano mete 100 millones para abrir el siguiente hotel de lujo en el centro de Madrid

Fiebre por el centro de Madrid

La reconversión de Alcalá 44 sería la última de la fiebre hotelera por el centro de Madrid, en la que ya operan Four Seasons, Mandarin con el Ritz, Archer con el Palace, Marriott con tres hoteles (Edition, JW y un Autograph en plena reforma), Hyatt con dos hoteles (Thompson y Hyatt Centric) y la aparición de otros actores como la francesa Evok, que abrirá el 25 de septiembre un hotel en plena Gran Vía tras invertir 70 millones, o el grupo portugués Pestana, que abrirá su segundo hotel en el centro de Madrid (ya tiene uno en la Plaza Mayor). El último gran grupo hotelero en apuntarse a la fiesta ha sido Meliá, que abrirá en Gran Vía el primer hotel de la marca Zel (la que explota junto al tenista Rafa Nadal) en un destino urbano.

Tal como avanzó este diario en enero, la inmobiliaria Millenium albergará el desembarco en España de la marca Nômade, impulsada por Antonio de la Rúa (expareja de la cantante Shakira), Barry Sternlicht (cofundador del fondo Starwood Capital) y del arquitecto Bjarke Ingels (del estudio BIG). El lugar elegido es el actual hotel Iberostar Las Letras de Gran Vía, que el 30 de junio cerrará para iniciar las obras de remodelación para transformarlo en un cinco estrellas.

Igualmente, Millenium ha dado entrada a Nobu –del actor Robert de Niro y del chef Nobu Matsuhisa– en la calle Alcalá, 26, en un proyecto de 50 habitaciones de lujo que prevén abrir a finales de este año.

Madrid sigue esperando su Bulgari

La centenaria joyería y relojera italiana Bulgari pertenece al mayor conglomerado del mundo del lujo, LVMH, controlado por la familia francesa Arnault, que a su vez es la mayor tercera fortuna del mundo, con cerca de 200.000 millones de euros en patrimonio, según Forbes, solo por detrás de Elon Musk (Tesla, X) y Jeff Bezzos (Amazon).

En una entrevista con El País realizada hace un año, el vicepresidente ejecutivo de la división hotelera de Bulgari, Silvio Ursini, aseguraba que ya había llegado el momento adecuado para entrar en Madrid porque las tarifas habían empezado a asemejarse a las que ellos cobran en otros destinos. “El precio de la noche por persona en Londres es de 1.500 euros y en París, de 2.000. Aunque es muy pronto para dar una cifra, estos son los precios que barajamos para Madrid”, aseguró en la entrevista. Por ahora no hay nadie que cobre esos precios medios en Madrid capital, aunque ya hay algunos que se aproximan, como Four Seasons o el Ritz, cuyas tarifas llevan dos años rondando los 1.000 euros de media, aunque con picos en temporada alta aproximándose a los 1.500 euros.

El propio Ursini aclaró ayer en contestación a este diario que siguen buscando hotel para entrar en la capital, pero que Alcalá 44 no es el adecuado. “Seguimos muy interesados en abrir un hotel Bulgari, considerando la notable evolución de la ciudad en términos de demanda de lujo, próspera escena culinaria y de entretenimiento y la oferta de retail”.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Seguir leyendo

By magazineturisticodigital.com.ar

TURISMO DE ARGENTINA Y EL MUNDO