Sun. Jun 16th, 2024

LOS ÁNGELES.- En un clima de altísima tensión, la policía retiró barricadas el jueves y empezó a desmantelar un campamento de la protesta propalestina en el campus de UCLA después de que cientos de manifestantes desafiaran las órdenes policiales de que se marcharan, unas 24 horas después de que contramanifestantes atacaran el campamento en el campus. Según se vio en videos desde el lugar, hubo resistencia y detenciones.

La intervención en la madrugada de este jueves ocurrió después de que los agentes amenazaran a través de altoparlantes durante horas con hacer detenciones si la gente no se dispersaba. Cientos de personas se habían congregado en el campus, tanto dentro del campamento como alrededor como muestra de apoyo.

Se oían helicópteros policiales sobrevolando la zona y el estallido de las granadas aturdidoras, que producen un destello luminoso y un ruido fuerte para desorientar y aturdir a la gente, mientras la policía avanzaba y la gente coreaba “dónde estaban ustedes anoche”, en referencia a los enfrentamientos entre grupos propalestinos y propalestinos durante la madrugada del miércoles.

La policía desmontó de forma metódica la barricada de contrachapado, palés, cercas de metal y contenedores de basura, y abrieron un hueco hacia las docenas de carpas de manifestantes. La policía también empezó a retirar pérgolas y carpas.

Los manifestantes sostenían paraguas a modo de escudo ante docenas de policías. Algunos advirtieron a sus compañeros de protesta que tuvieran agua preparada por si la policía empleaba gas lacrimógeno u otras sustancias irritantes.

La noche anterior, la policía y los responsables de la Universidad de California en Los Ángeles esperaron horas antes de detener el ataque de los manifestantes de la contraprotesta. Esa demora fue condenada por alumnos musulmanes y el gobernador de California, Gavin Newsom. Al menos 15 manifestantes sufrieron lesiones.

Los manifestantes habían reconstruido el miércoles por la tarde las barreras en torno a sus carpas ante a mirada de policías estatales y del campus.

Los campamentos de protesta que exigen a las universidades que dejen de hacer negocios con Israel o con compañías que apoyan la guerra en Gaza se han extendido por los campus de todo el país, en un movimiento estudiantil que no se había visto este siglo. La respuesta policial ha sido similar a la de hace varias décadas en contra de movimientos mucho más grandes que protestaban contra la Guerra de Vietnam.

Las escenas caóticas en UCLA se produjeron unas horas después de que la policía de Nueva York irrumpiera el martes por la noche en un edificio ocupado por manifestantes contrarios a la guerra en la Universidad de Columbia, dispersando una protesta que había paralizado la facultad.

Un conteo de The Associated Press contabilizaba al menos 38 incidentes con detenciones en protestas en campus universitarios desde el 18 de abril en Estados Unidos. Más de 1600 personas han sido detenidas en 30 escuelas.

El rector de la UCLA, Gene Block, afirmó en un comunicado que “un grupo de instigadores” se presentó en la noche anterior para “atacar con violencia” el campamento propalestino, pero no dio detalles sobre el grupo o por qué ni la universidad ni la policía universitaria habían intervenido antes.

“Independientemente de lo que uno piense sobre el campamento, este ataque contra nuestros estudiantes, profesores y miembros de la comunidad fue totalmente inaceptable”, dijo Block. “Ha sacudido nuestro campus hasta sus cimientos”.

Block prometió que la universidad llevará a cabo una investigación exhaustiva. Las autoridades no han aclarado si todos los manifestantes eran estudiantes.

El responsable de universidades de California, Michael Drake, ordenó una “auditoría independiente de los preparativos de la universidad, sus acciones y la respuesta de las fuerzas de seguridad”.

Agencia AP

By magazineturisticodigital.com.ar

TURISMO DE ARGENTINA Y EL MUNDO